Con la finalidad de fortalecer el sector foresto industrial para que la madera misionera y sus productos industrializados lleguen a los mercados más exigentes con mayor valor, respetando la biodiversidad, productividad y procesos ecológicos del bosque.

POSADAS. El Ministerio de Industria acordó junto a directivos de FSC Latinoamérica, el Ministerio del Agro y la Producción, el Ministerio de Ecología y RNR y el Consejo Federal de Inversiones (CFI) implementar el Plan de Competitividad basado en la Certificación Forestal en la provincia de Misiones.

Junto a Bruno Rath, director regional de Latinoamérica; Paula Montenegro, presidenta del Consejo Directivo FSC Argentina; Esteban Carabeli, director de FSC Argentina; Juan Solari, subsecretario de Ordenamiento Territorial del Ministerio de Ecología; el ministro de industria, Ing. Luis Lichowski y sus subsecretarios Jorge Romero, Claudio Aguilar y el coordinador del programa, Ing. Mario Ochoa, dieron el puntapié inicial para fortalecer el sector foresto industrial con la finalidad de que la madera misionera y sus productos derivados industriales, lleguen a los mercados con mayor valor. 

El FSC o el Consejo de Administración Forestal (Forest Stewardship Council) es una organización internacional cuyo objetivo es promover el uso ambiental responsable, socialmente benéfico y económicamente viable de los bosques del mundo.

Para cumplir con su propósito, ha desarrollado estándares internacionales y nacionales, y un sistema de certificación para identificar y etiquetar productos provenientes de bosques bien manejados.

El ministro de industria, Ing. Luis Lichowski, destacó que la certificación implica una serie de aspectos, respecto a plantaciones y reforestaciones que se han hecho sin afectar la sostenibilidad de bosques nativos a partir de algunos años atrás. “Estas condiciones se suman a aspectos de normas laborarles y seguridad en el trabajo, como la premisa de no afectar a poblaciones originarias y que no haya trabajo con mano de obra informal e infantil”, resaltó.

Lichowski remarcó que, si bien se conocía la Certificación, la provincia tomó consciencia de ella y de la necesidad de certificar luego del encuentro en mayo pasado en la provincia con el mayor fabricante del mundo de muebles, la firma IKEA, empresa que desde el año entrante no comprará nada de madera que no esté certificada.

Con ello, el contexto mundial indica que el proceso será creciente con cada vez mayor demanda de madera certificada, por lo cual a la madera no certificada le va a costar cada vez más entrar a nuevos mercados, pero también a los existentes que se van a poner más exigentes. 

El ministro destacó así que “este es un camino ineludible por eso la provincia decidió crear este programa de certificación forestal para apoyar a todos pero fundamentalmente a los medianos y pequeños productores que no podrían pensar en certificar sus bosques sin el apoyo del Estado por los conocimientos, la especialización y los requisitos financieros, porque para ello en un bosque hay que hacer reformas y mejoras que requieren de recursos y es ahí donde el Gobierno con el apoyo del CFI va a trabajar”.

Entre los objetivos del Plan se prevé un relevamiento de plantaciones e industrias del sector, formación de recursos humanos, apoyo técnico y asistencia financiera para la certificación a los pequeños  productores,  que  no  podrían acceder sin el apoyo del Estado.

La Certificación Forestal promueve la conservación y mejora de los bosques, pero también abarca la cadena de custodia y todas las actividades complementarias a esa cadena, valoriza la madera como producto renovable y es condición para el acceso a mercados de alto nivel de exigencia.

Se considera como un proceso voluntario por el cual una tercera parte independiente asegura, mediante un certificado, que la gestión de un bosque se lleva a cabo cumpliendo un conjunto de criterios y normas previamente establecido.

Es importante destacar que el proceso de certificación requiere de profesionales calificados, y si bien en nuestra provincia tiene ingenieros forestales y agrónomos, es necesaria la formación adicional. Por tanto se logró que la misma se pueda dar en la provincia con el apoyo de la Oficina Nacional de FSC de manera que todos puedan acceder y Misiones tenga una masa crítica de profesionales formados en certificación.

Beneficios de la certificación 

La certeza de adquirir productos forestales, como madera y papel, provenientes de un bosque gestionado de modo sostenible es posible gracias a la Certificación Forestal. Para lograrlo, deben cumplirse una serie de requisitos que devendrá en ventajas para los bosques y el mercado. 

De esta manera asegura al consumidor que la madera, o cualquier otro producto forestal, procede de un bosque gestionado de manera responsable y sostenible.

La certificación forestal se aplica en dos niveles. Por un lado, al momento en el que es auditada la gestión realizada en los montes (Certificación de la GFS). Por otro, cuando el objeto de examen es la trazabilidad de las materias primas de origen forestal y sus derivados durante todo el proceso de transformación (Certificación de la Cadena de Custodia).

Los beneficios de certificar, se reflejan en los planos ambientales, sociales y económicos. El aprovechamiento de los productos del bosque realizado de forma apropiada contribuye a mantener la biodiversidad, productividad y procesos ecológicos del mismo.

 

Informes

Para mayor información comunicarse a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.