Mauricio Bezzecchieri, country manager del grupo italiano ENEL -que participa en el país de todas las etapas del proceso energético, desde generación hasta transporte, comercialización y distribución- consideró hoy que "ya están superados los mitos que rodeaban años atrás a las energías renovables", y destacó las ventajas específicas de la Argentina en este terreno.

"El desarrollo de las renovables no es una cosa de moda, sino de necesidad del sistema, y los recursos con los que cuenta la Argentina son de los mejores del mundo, tanto eólicos como fotovoltáicos", dijo Bezzecchieri al disertar durante la jornada "Desafíos para el desarrollo eléctrico", que se desarrolla en un hotel porteño.

El empresario mencionó el potencial de la radiación solar en provincias como Catamarca o Jujuy, y destacó que "del otro lado de la Cordillera, en Atacama, ENEL construyó uno de los más grande parques solares de la región, de 150 Mw (megavatios), mientras en Brasil estamos montando una planta de 300 Mw".

El titular de ENEL para el país -que opera las centrales Generación Costanera y El Chocón; la distribuidora Edesur; y la transportista Yacylec, entre otras compañías- mencionó un factor central del impulso a las renovables: la baja de precios de la energía generada.

"Eso explica la apuesta de los últimos años tanto en Brasil como en Chile y en Uruguay", a partir de un fuerte abaratamiento de la oferta, "y una oportunidad para la Argentina, cuya matriz es la más térmica de la región", acotó Bezzecchieri.

El empresario remarcó que "ese primer mito del alto costo quedó destruido, mientras el segundo, que se trataría de una energía imprevisible, también perdió vigencia".

En España, comentó, la oferta de las renovables se está haciendo con una desviación inferior al 1%, en función del avance de las curvas de predicción de producción.

"Se empieza a ver que la coincidencia es casi perfecta, debido a los modelos meteorológicos, de combinaciones geológicas, y al funcionamiento de la máquina que ya se adapta al sistema y permite dar predicciones más precisas", dijo Bezzecchieri.

Agregó que "la energía renovable ya no es imprevisible, aunque sí alterna, pero existe una complementariedad entre la fuente eólica y la fotovoltaica, al igual que entre la eólica y la hidroeléctrica, lo que permite avanzar aun cuando se sigue esperando el famoso almacenaje".

El directivo de ENEL añadió que "el tercer mito caído es que la introducción de energía alterna implica un riesgo para el transporte, por el supuesto límite al ingreso de oferta renovable, lo cual se desmiente en estudios de nuestro grupo que evalúan los escenarios hacia 2030, incluida la interconexión con Chile".

"Al margen del tema ambiental -sostuvo Bezzecchieri-, está el tema de competitividad, no sólo de precio, sino de precio en el tiempo, ya que se puede contar con valores programados por 20 años sin depender de la volatilidad de los recursos fósiles".

Además, el empresario consideró que los posibles baches en la oferta "se están corrigiendo en países avanzados en esta materia, como España, mediante soluciones técnicas ligadas a la electrónica de potencia para detectar eventuales perturbaciones".

"Como ni hablamos de servicios auxiliares, controles de frecuencia y tensión, las renovables pueden contribuir al sistema y son capaces de ser una oportunidad para la red de transmisión, más que un problema", concluyó Bezzecchieri.

 

Fuente: Agencia de noticias Télam