Sean Ellis acuñó el término que se popularizó porque la base del concepto tiene que ver con crecer con presupuestos y recursos limitados.

POSADAS. El origen del Growth Hacking, es decir hackeo del crecimiento, se remonta a 2010, cuando el emprendedor e inversor Sean Ellis acuñó el término que se popularizó porque la base del concepto tiene que ver con crecer con presupuestos y recursos limitados, según informó Infotechnology.

Sean Ellis explicó: "Lo primero que hay que saber es que cada parte de un negocio puede ser mejorado. Esta mejora se consigue a través de los datos y la investigación cualitativa para descubrir oportunidades y luego con la experimentación y el análisis correspondientes para ver si las pruebas dan mejores resultados".

Xavier Laballós, cofundador en Growth Hacking Course indicó que el Growth Hacking se asienta "en tomar decisiones basadas en datos objetivos, y no en suposiciones, como hace el 99% de los proyectos; es un cambio de paradigma en las organizaciones, dado que estás posicionando al usuario y mercado en el centro del negocio".

"Esta metodología probada es la que usan las empresas que más han crecido a escala global como Dropbox, Airbnb, Slack, Netflix, Amazon, y es aplicable a cualquier tamaño de empresa", ejemplificó.

Por su parte Jey Pamo Rabaje, Growth Marketing Manager de la agencia Ukelele  señaló que "la implementación de una estrategia de Growth se vuelve clave para toda empresa que desee crecer de forma sostenida y sostenible, es decir, a largo plazo y de forma rentable. Además del foco en la retención del negocio, el método con el que se trabaja permite incorporar flexibilidad y foco en los resultados, lo que permite un mayor control sobre la rentabilidad de la inversión y de los esfuerzos de marketing en general".

 

Fuente: Infotechnology